Pensar en positivo

Tener una actitud positiva ante la vida y ante las cosas que nos acontecen día a día no es fácil, pero sí es cierto que ayuda a solucionar situaciones, problemas y crisis.

A veces es necesario tener una pataleta, llorar, gritar, despotricar, desahogarte al fin y al cabo por cosas que ocurren, por las injusticias que vemos y sufrimos cada día. Pero permanecer en ese estado no es bueno, puede llegar a ser destructivo y no te lleva a ningún lugar. Y lo digo por experiencia. Te acabas convirtiendo en una persona que está viva pero no vive. Seguir leyendo «Pensar en positivo»

Aprendiendo humanidad

amapola

Hace tiempo que oigo hablar de inteligencia colectiva, de un cambio en el pensamiento de las personas, de un despertar de las ideas, que va más allá de sistemas y educación.

Es evidente que estamos en la era de la información. Muchos autores afirman que la era industrial murió para dar paso a la era de la información. Es mucha la información que tenemos a nuestro alcance hoy en día, internet ha sido una revolución sin precedentes. Pero también la desinformación y la falta de interés por una información constrastada y verídica, aunque a algunos nos parezca inconcebible es real.

Cada día me encuentro con un montón de personas dispuestas a vivir sus vidas sin más, sin plantearse si somos explotados, manipulados, esclavizados. Este hecho me solía indignar, pero he aprendido a verlo de otra manera. La verdad no siempre nos gusta, nos hace pensar, nos hace enfadarnos, nos desmonta muchos mitos que durante años han sido los pilares de nuestras ideas y eso duele. Recuerdo una escena de la película Matrix que ejemplifica este hecho. Hay un personaje que traiciona al resto del grupo por vivir en Matrix, que aunque sabe que es algo ficticio, superficial y manipulado, lo prefiere a vivir en un mundo real que no le gusta. Seguir leyendo «Aprendiendo humanidad»

El milagro de vivir

Abandon, from galerie.pixelvalley.com

Jamás me llegué a plantear la fragilidad del ser humano, la vulnerabilidad del cuerpo humano.

Cuando oyes noticias sobre muertes por accidentes de tráfico, o por otras causas repentinas, piensas “pobre gente, o pobre persona”, pero parece que eso no va contigo. Desgraciadamente y supongo que como estímulo defensor del cuerpo, o tal vez por puro egoísmo, piensas que “eso a ti no te va a pasar”. Hasta que un día te levantas con la terrible noticia de que eso le ha pasado a alguien muy allegado a ti. Entonces se te rompen todos los esquemas, esas cifras de la radio, ese motorista anónimo fallecido en un accidente de tráfico es tu hermano, y eso te destroza. A partir de ahí te cambia la vida. Seguir leyendo «El milagro de vivir»