Renovarse o morir

Después de días leyendo y oyendo comentarios, noticias y críticas sobre la “ley Sinde”, después de haberme unido a la acción popular de envío de emails a los diputados que “debían votar su aprobación o no”, después de al fin y al cabo, vivir un episodio más de la patética parodia política que vive este país, quiero hacer mi aportación al asunto pero no tratando sobre la ley de marras, su significado y sus consecuencias, ya que de ello se han encargado muchos bloguers y lo han hecho muy bien. Como referente cito a Enrique Dans , al cual he seguido estos días y con cuyas aportaciones me siento muy afín.
Ya he dicho varias veces lo que opino de internet y lo que significa para mí. He emprendido acciones concretas, y he denunciado ese miedo rancio que tienen ciertos grupos a la libertad en internet, y me preguntó cuánto tiempo va a durar este circo pasado de moda, este modelo obsoleto de negocio en torno a la propiedad intelectual, que pretenden perpetuar discográficas, productoras, editoriales y algunos autores apoltronados en el sistema.
Seguir leyendo «Renovarse o morir»

La propiedad intelectual, o la “gallina de los huevos de oro”

Ayer me sumé a la iniciativa promovida por David Bravo y Javier de la Cueva, y envié por carta certificada mi “Denuncia contra el Estado español por el monopolio de las entidades de gestión”. En la web “No al cierre de webs” que da información sobre dicha acción aparece esta frase como cabecera: “El que sabe no habla, el que habla no sabe” (Tao Te Ching )

Recuerdo cuando hace unos años apareció el tema del canon digital para CDs y DVDs, me cabreé y ¿qué hice? Sumarme a la campaña “Todos contra el canon” , aportar alguna firma y poco más. Gracias a la web arriba mencionada me entero de que se hizo una denuncia formal y el caso está pendiente de sentencia, no por mi firma o la de otros, sino por las acciones legales emprendidas por personas y profesionales comprometidas seriamente en la lucha contra el imperio del absurdo.
Hoy en día la aplicación del canon se ha extendido y ya afecta a por ejemplo los discos duros externos a los cuales se les aplica un canon de 12€ . No está mal ¿eh?

Seguir leyendo «La propiedad intelectual, o la “gallina de los huevos de oro”»