Aceleración abismal

De vuelta en este país donde los intereses políticos juegan con los sentimientos culturales de sus ciudadanos.

Se busca el conflicto para obtener votos ¿para qué? Para mantenerse aposentados en sus poltronas viendo como todo se precipita hacia el abismo.

Cuatro meses he estado fuera, lo que allí he visto tampoco me ha gustado. Recortes, subidas de impuestos. Es como si hace un par de años hubiese visto un lugar en campaña electoral , todo bien, perfecto, cálido, lleno de oportunidades. Pensaba, la crisis es mundial, pero en España todo está más jodido. Estos meses fuera he visto que la cosa ha ido degenerándose también en un país de los llamados “fuertes” como Francia.

Pero la vuelta aquí ha sido impactante, subida de precios, nuevos impuestos inminentes, estupideces a troche y moche en televisiones y radios…Y luego el mundo real: negocios cerrados, cambio de propietarios en otros, regulaciones y licencias “medioambientales” absurdas encubriendo nuevas recaudaciones. Y la soga al cuello cada vez más apretada, más y más….

¿Hacia donde vamos así? Tan sólo hacia el abismo.

Arranque 2012

Aprobación de la Ley Sinde, subida de impuestos, desempleo sin recuperación, menor capacidad adquisitiva, subida de gastos, peores servicios sociales y asistenciales, y suma y sigue.

Así empezamos el año, con esta carga abrumadora sobre nuestras espaldas y unas perspectivas poco alentadoras.

Pero si alguien pensaba que el cambio de gobierno iba a traer algo mejor tenía las mismas probabilidades que acertar un premio de la lotería. Si lo pensé en el momento de oír que se convocaban elecciones anticipadas lo corroboro ahora. Lo que ahora está pasando se sabía hace ya muchos meses.

Seguir leyendo «Arranque 2012»

Desconcierto

Ese es el estado en el que se encuentran cada día más personas.

Están desconcertados.

Y miran atrás y ven como esa empresa en la que trabajaban hace tan sólo un año, aquella que amasaba unas cantidades enormes de dinero, que pagaba horas extras, ahora ya no existe y les ha dejado en la calle, debiéndoles un montón de pasta.

Y miran atrás y ven como antes tenían que esperar 6 meses para operarse, ahora nadie sabe decirles cuándo les van a operar.

Y miran atrás y ven la casa que tenían, esa casa que pensaban que podían pagar porque todo iba viento en popa, y ahora están viviendo en casa de los padres, o de alquiler o en la calle.

Y miran atrás y ven cómo la carrera que estudiaban tenía salida, podrían entrar en tal o cual empresa a trabajar y cobrar un buen sueldo. Y ahora no saben para qué les va a servir su título universitario.

Y miran atrás y ven como antes podían permitirse esos trapitos de moda, esas comidas y cenas en restaurantes, y ahora dependen de la caridad.

Y miran atrás y no entienden qué ha pasado, cómo han llegado a este estado, de quién es la culpa, quién les va a solucionar la papeleta.

Y la papeleta no te la va a solucionar nadie. Papa estado no va a cuidar de ti, porque no sabe cómo puñetas hacerlo, ni tus propios padres saben cómo van a salir de ésta.

Así es que despierta, afronta la situación. Piensa en nuevo, en diferente, atrévete a hacer las cosas de otra manera. Lucha desde dentro, porque desde allí llegará la solución, nadie te va a coger de la mano y te va a llevar por un camino de rosas.

La fiesta se acabó, y nos pasamos de drogas. Nadie sabe cuánto va a durar el bajón. Pero cuanto antes durmamos, soñemos y nos despertemos con la mente clara y con ganas de salir a correr, antes se pasará el resacón.

Dinero público y empleo

Generar empleo con dinero público ¿es eso posible?

Con sentido común sí. Con sin sentido no.

Vivo en un entorno rural, en un pueblo de unos escasos 100 habitantes. La agricultura, uno de los sistemas de producción que ha dado trabajo a la población, está en vías de extinción. Se ha gastado mucho dinero público en pagar a los agricultores para que arranquen viña. El cultivo que queda, cereal, oliva y almendra sobrevive por las subvenciones estatales, pero cada vez son menos los encargados de esa producción y más los campos dejados.

El bosque que colinda con los campos cultivados o abandonados, sufre una gran degradación. Es un bosque joven, de pino blanco, encina y roble joven. Hace un siglo el bosque se explotaba sistemáticamente y sin mucho control para generar carbón y cal. A veces para la venta de la madera. Cuando dejó de ser rentable y cuando se acabó con todos los ejemplares de árboles “buenos” para su venta, se abandonó su cuidado. Hoy en día, tras años de descuido, tras fuertes azotes de tormentas, nieve y viento, el bosque es un ente de árboles caídos que agoniza. Es el caldo de cultivo idóneo para los incendios estivales. Seguir leyendo «Dinero público y empleo»

La deuda impagable

Antes de la entrada en el Euro, muchos empresarios que disponían de dinero “no declarado” , decidieron invertir en tocho. Ignoro cuales fueron los incentivos para invertir en un negocio y no en otro aunque imagino que de alguna manera la “administración” facilitó esa vía.

Con la entrada en el euro se quiso continuar el negocio que estaba empezado, pero para ello se necesitaba más crédito para los promotores y particulares para favorecer el consumo de bienes.

Los bancos acudieron al préstamo interbancario europeo para conseguir el dinero para prestarlo a promotores y familias españoles. La rueda estaba en marcha.

Las grandes cifras de negocio de bancos y promotores proporcionaron grandes ingresos a modo de impuesto para las arcas del estado, por no hablar de lo recaudado a particulares en la venta de pisos.

Ese dinero recaudado se invirtió en obra pública, para que así en Europa no pensasen que el crecimiento español no era real, y que había algún desarrollo más que el inmobiliario.

Pero la crisis mundial derivada de las hipotecas subprime estadounidenses afectó de lleno a la economía europea, con lo cual se cerró el grifo a España, se acabaron los créditos a particulares y empresas , con lo cual los promotores dejaron de vender y de devolver los prestamos pendientes.

La deuda de España con Europa supera con creces a la de cualquier país europeo, y la devolución de la misma parece difícil. ¿Cómo solucionar este entresijo?

Todo esto lo explica magistralmente Ricard Vergés acompañado de gráficos elaborados por él mismo, en una entrevista para el programa Singulars de TV3 del pasado 25 de enero. Imprescindible para comprobar y reafirmar nuestras sospechas más desoladoras.

Pensar en positivo

Tener una actitud positiva ante la vida y ante las cosas que nos acontecen día a día no es fácil, pero sí es cierto que ayuda a solucionar situaciones, problemas y crisis.

A veces es necesario tener una pataleta, llorar, gritar, despotricar, desahogarte al fin y al cabo por cosas que ocurren, por las injusticias que vemos y sufrimos cada día. Pero permanecer en ese estado no es bueno, puede llegar a ser destructivo y no te lleva a ningún lugar. Y lo digo por experiencia. Te acabas convirtiendo en una persona que está viva pero no vive. Seguir leyendo «Pensar en positivo»

Falsa seguridad

mafalda-empeoramiento

En estos turbulentos momentos en los que vivimos actualmente, donde parece que ya nada es seguro, cuando los palos del “sombrajo” que soportaban nuestra modélica vida van cayendo uno a uno, cuando los trabajos dejaron de ser “fijos” o “indefinidos” para convertirse en “prescindibles”, cuando las viviendas dejaron de ser tesoros para convertirse en grilletes, cuando los depósitos y fondos de pensiones dejaron de ser buenas inversiones para convertirse en “arriesgadas” inversiones, cuando el sueño de trabajar y cotizar toda tu vida para conseguir una buena pensión de jubilación es cada vez más cuestionable.

Seguir leyendo «Falsa seguridad»

Memoria del saqueo

memoriadelsaqueo2

Ayer pasé la tarde viendo una película-documental que tenía en mi lista de “cosas pendientes de ver o de leer”. Se trata de “Memoria del Saqueo”, un filme de Fernando “Pino” Solanas, que trata de una manera muy clara, y desde la dictadura de los 70 hasta la gran crisis del 2001, el saqueo sistemático de los recursos en Argentina, por parte de empresas extranjeras, favorecidas por el gobierno del momento; la corrupción política y la desprotección social…

Es un documento estremecedor, en el cual encuentro muchos paralelismos con la actual situación que vivimos en España actualmente.

Es evidente que España no es comparable a Argentina, en cuanto a recursos.

Pero el tema de las privatizaciones de empresas públicas, el desempleo, el endeudamiento generalizado, todo ello da que pensar sobre la situación actual. Seguir leyendo «Memoria del saqueo»