Viajar en tren, mi espacio zen

Me gusta viajar en tren. Quizás porque he viajado mucho en tren, porque una gran parte de mi familia han sido ferroviarios, porque me trae gratos recuerdos de la infancia de larguísimos viajes en tren cruzando toda España para visitar a familiares, frente a desagradables recuerdos de las veces que recorríamos el mismo trayecto en coche, donde la única distracción era pelearme con mi hermano antes de marearme como un pato a la que se presentaban curvas, y preguntar sin cesar ¿cuándo llegamos?, hasta que sacaba de quicio a mis padres.

Seguir leyendo «Viajar en tren, mi espacio zen»