Nacionalismos obtusos

Salgo a pasear por el pueblo donde vivo y veo banderas catalanas en los balcones. Mañana es un gran día, tiene lugar el “referèndum per la independència” y se me convoca para ir a votar, y a mi la cosa me resbala bastante la verdad. Tanta manipulación desde todas las vertientes políticas me produce nauseas.

Me viene a la cabeza una canción que siempre me gustó de un “rapero” catalán, el Disop, que se llama “Jo no soc polac”, y según la propia descripción en la web del autor “es una crítica a los prejuicios nacionalistas tanto de españolistas como de catalanistas, y una invitación a que la gente abra la mente y no prejuzgue a nadie por su origen, raza,religión,etc… “

La canción es del 1999, pero su temática sigue vigente, y en estos días más que nunca. ¿Es que no hemos aprendido nada en este tiempo?¿Es que no somos capaces de aprender nada?

Medidas posibles para generar empleo de verdad

Foto de Juan Antonio Palacios

Desde hace ya muchas semanas, cada mañana escuchando la radio, en algún momento u otro anuncian que tal o cual empresa ha presentado un expediente de regulación (ERE). Manifestaciones, pataleos, negociaciones, pactos, y más y más gente a la calle. A engrosar las listas del paro y la masa de gente dependiente de un subsidio por parte del estado.

Las medidas políticas que se toman frente al desempleo son indignantes. Ayer escuchaba al “president” montilla, diciendo que se iban a invertir una barbaridad de millones de euros en formación para los desocupados del sector de la automoción. ¿Para qué? ¿Para que no engrosen las listas del paro?¿Qué les van a enseñar?¿Los van a reciclar a “asistentes de la tercera edad”, que faltan muchos?

Evidentemente lo hacen para lo primero, y para poder desviar dinero por aquí y por allá, y seguir engrosando sus bienes. No me cabe la menor duda. Pero de esa manera tarde o temprano caeremos todos y ellos también caerán. Todo el país se ira a la porra, porque los que han de gestionarlo no están por aportar soluciones, sino mirándose el ombligo, condición humana cada vez más arraigada en el sistema.

Y dándole vueltas al asunto, y sin ser economista, gestora, ni nada por el estilo, simplemente persona preocupada por un panorama poco amigable, se me ocurre alguna opción que podría salvar alguna de estas empresas que sufren EREs. Seguir leyendo «Medidas posibles para generar empleo de verdad»