Aurora Vega, una poetisa en el tren

Aurora-Vega-01

Estaba ensimismada en la lectura cuando una vocecilla cálida y femenina, me habló dirigiéndose a mi asiento en el tren y me ofreció una tarjeta, con un poema escrito en ella. Me dijo que si le gustaba y quería conservarlo, podría hacerlo a cambio de una pequeña aportación para la poetisa, ella. Seguir leyendo “Aurora Vega, una poetisa en el tren”

Anuncios

TEDxLleida

Ayer 12 de noviembre tuvo lugar la primera edición del TEDxLleida.

tedxlleida

El tema Límites: Todos tenemos límites, pero dónde están? ¿Los conocemos?

Los ponentes, de los más variopinto, profesionales, personas y personajes de todo tipo.

TEDxLleida-2015-cartell

No pude asistir físicamente, pero pude seguir durante un par de horas el evento por streaming. Espero encontrar tiempo este fin de semana para ver el resto. Por suerte en la web de TEDxLLeida se puede volver a visualizar el evento.

Las cinco o seis ponencias que pude escuchar me emocionaron. Es la magia de TED. Te pueden hablar de astrofísica, neurociencia, música, experiencias personales,…, con una vitalidad, con un enfoque, que te engancha de principio a fin.

Realmente merece la pena pasar un rato escuchando cualquiera de las TEDTalks.

Son inspiración pura.

Me propongo el reto de participar algun día, en una TEDTalks, desde el escenario!

 

Hablar o comunicar

mafalda-hablar-comunicar

Ayer participé como ponente en un encuentro de estudiosos e investigadores de la zona donde vivo.

Fue una jornada agradable, repleta de exposiciones de trabajos sobre temas muy diversos, relacionados con el territorio: arqueología, historia, paleografía, archivística, personajes ilustres, onomástica, toponímia, tecnología, entre otros.

Un encuentro de síntesis de diferentes trayectorias personales, de esfuerzos desinteresados por sacar a la luz temas desconocidos, en definitiva , una iniciativa interesante y enriquecedora, pero….

Le encontré peros, podría escribir sobre lo bonito y fantástico que fue, pero…

Cada exposición tenía como es lógico una limitación de tiempo. Diez minutos por ponente. Para mi gusto, 15-20 minutos sería lo correcto para hacer una exposición correcta de un tema de investigación, pero vale, coordinar horarios es complicado.

Lo segundo fue que en la presentación inicial se reunió a las autoridades competentes, de diferentes administraciones locales y superiores, y allí no hubo límite de tiempo. Y ya sabemos lo que es escuchar a un político inaugurando una reunión de este tipo, bla, bla, bla, apoyamos vuestra iniciativa, bla, bla, bla, lo podríamos hacer mejor pero es que esta otra administración, bla, bla, bla…

Cuatro autoridades 70 minutos hablando, para el mismo tiempo siete presentaciones de diferentes ponentes!!

Pero lo que realmente me sorprendió fue la parte de comunicación. No puedo negar que en el momento de hacer mi exposición sentí un cierto pánico escénico, creo que es algo inevitable, sobre todo si no lo haces de manera frecuente y si no has podido dedicarle el tiempo suficiente a la preparación. Las mariposas en el estómago, la sensación de vértigo ante el micrófono delante de toda aquella gente. Pero lo que más intentas sin duda alguna, es captar la atención por un breve espacio de tiempo, para transmitir lo interesante de tu investigación. Te dejas unas cuantas cosas por decir, son los nervios, falta práctica, pero al final ves que has cumplido tu objetivo, en el intermedio te lo corroboran, y te sientes mejor.

Para mi fue así, para otros ponentes que escuché también. Hubo un gran grupo de ponentes que supo transmitir su entusiasmo sobre su tema investigado, y eso siempre capta tu atención. Pero hubo otro gran grupo, como un cuarenta por ciento del total, que aunque el tema de investigación era muy interesante, su manera de exponerlo fue pésima, aburrida, de una manera que a los dos minutos ya has desconectado y estás pensando en mil cosas más…Y ese para mi es un gran problema. Es importante hablar, pero lo es aún más comunicar, saber transmitir, llegar al público que te escucha.Un orador que se limita a leer un texto sin levantar la cabeza del papel, o a leer de cabo a rabo  un power point, sin entonación, sin mirar al público, sin hacer pausas, sin silencios, ese orador está perdiendo la atención de sus escuchadores irremediablemente.

Soy una ferviente seguidora de las TED Talks, en cualquier idioma y de cualquier tema. Desde que conocí TED , me maravillo al escuchar a cualquiera de sus oradores, no he encontrado ninguno que me aburra, todos tienen en común una manera de comunicar que sabe llegar a la gente.

Creo que todos deberíamos prestar más atención a la manera como hablamos, comunicamos, como llegamos a la gente, y desde luego es un tema que se debería trabajar en las escuelas desde temprana edad. De qué sirve ser una gran eminencia en algo, si no lo sabes compartir?

Os dejo con esa reflexión y con una maravillosa charla TED de una chica muy especial. Disfrutadla!

tedtalk-megan