Medidas posibles para generar empleo de verdad

Foto de Juan Antonio Palacios

Desde hace ya muchas semanas, cada mañana escuchando la radio, en algún momento u otro anuncian que tal o cual empresa ha presentado un expediente de regulación (ERE). Manifestaciones, pataleos, negociaciones, pactos, y más y más gente a la calle. A engrosar las listas del paro y la masa de gente dependiente de un subsidio por parte del estado.

Las medidas políticas que se toman frente al desempleo son indignantes. Ayer escuchaba al “president” montilla, diciendo que se iban a invertir una barbaridad de millones de euros en formación para los desocupados del sector de la automoción. ¿Para qué? ¿Para que no engrosen las listas del paro?¿Qué les van a enseñar?¿Los van a reciclar a “asistentes de la tercera edad”, que faltan muchos?

Evidentemente lo hacen para lo primero, y para poder desviar dinero por aquí y por allá, y seguir engrosando sus bienes. No me cabe la menor duda. Pero de esa manera tarde o temprano caeremos todos y ellos también caerán. Todo el país se ira a la porra, porque los que han de gestionarlo no están por aportar soluciones, sino mirándose el ombligo, condición humana cada vez más arraigada en el sistema.

Y dándole vueltas al asunto, y sin ser economista, gestora, ni nada por el estilo, simplemente persona preocupada por un panorama poco amigable, se me ocurre alguna opción que podría salvar alguna de estas empresas que sufren EREs. Y pienso en un ejemplo concreto. Fijémonos en la Cooperativa Agropecuaria de Guissona, en Lleida. Nació como cooperativa agrícola y ganadera a finales de los 50. A finales de los 90 constituían la Corporación Alimentaria de Guissona, que transformaba los productos procedentes de la producción agrícola y ganadera de la cooperativa. Con los productos de desecho que se derivan del proceso de transformación de las materias primas, generan productos para los generadores de materias primas, abonos, piensos, etc. y el producto final procesado por la Corporación Alimentaria es ofrecido al consumidor a través de una red de tiendas distribuidas por toda Catalunya y algunas ya por el resto del estado, conocidas como “Bon Area”.

Emplean a muchísimas personas, no hay intermediarios, y la oferta calidad precio es aceptable.

Pero el GAG (Grupo Alimentario Guissona), necesita otras materias para funcionar. Toda la distribución de sus productos se hace por carretera, para lo que cuenta con una flota de vehículos muy extensa. Dichos vehículos necesitan mucho combustible para funcionar, así que CAG, en un momento dado decidió crear su propia red de gasolineras. Consigue el combustible a un precio de mayorista y lo ofrece en sus gasolineras a un precio de entre 9-11 centimos de euro por litro más bajo que el resto de gasolineras en Catalunya.

De todo ello nos beneficiamos todos, cooperativistas, empresarios, y consumidores finales. El sistema no es destructivo, todos dependemos de todos, y sobre esa base el CAG no para de crecer.

Volvemos a las empresas que cierran o que sufren algún ERE. Recuerdo que no hace mucho, oí que una empresa que se había instalado hace muchos años en algún lugar de Catalunya (creo que era en Igualada pero no estoy segura), había conseguido que el ayuntamiento le regalase los terrenos para establecer su fábrica , así como grandes beneficios fiscales, debido a que generaba mucha ocupación a la población de la zona. Después de varios años de funcionamiento, la empresa cerraba, y vendía los terrenos a precio de escándalo (bueno, al precio del suelo industrial que se pagaba en la zona, totalmente desorbitado, pero a lo cual hemos estado acostumbrados por muchos años de especulación inmobiliaria).

Esas cosas no se pueden consentir. Si una gran empresa ya no gana lo que cree que tendría que ganar, pues que cierre, pero si ha tenido beneficios en cuanto a su instalación (cesión de terrenos) y fiscales, la administración debe presionar de otra manera. Debería contemplarse la opción de que esa empresa fuese nacionalizada, o que los propios trabajadores se hiciesen cargo de ella, y si lo que producían ya no es rentable, por la demanda del mercado, pues intentar adaptar la infraestructura a otro tipo de producción ¿para qué queremos tantos ingenieros en paro?

Volviendo al ejemplo de CAG. Esa gran flota de vehículos que distribuye la producción de Cag, bien necesita un mantenimiento. Reparaciones, piezas de repuesto, vehículos nuevos. He ahí una salida posible a una empresa de automoción en proceso de cierre.

Otra opción. La maquinaria agrícola y ganadera también necesita ese soporte de mantenimiento. ¿Por qué no transformar esas industrias que fabrican piezas para vehículos convencionales que ya no son necesarios, en fabricantes de otro tipo de piezas de vehículos que sí son necesarios, y que es posible que hoy se estén importando de Alemania o EEUU?

Se nos pide que consumamos producto nacional, pero el producto nacional es escaso, y muchas veces más caro que el que viene de fuera porque se ha de pagar a todos los intermediarios que intervienen entre su producción y su distribución.

Iniciativas como las de Mercadona, con su política de fomento de las marcas blancas, y últimamente comprando directamente a productores sin pasar por intermediarios, son totalmente lícitas y aplaudibles.

Vivimos en un país con una climatología adecuada para muchos tipos de cultivos y para la ganadería.¿Por qué hay que importar productos totalmente “producibles” en España? ¿Por qué se subvenciona que se arranquen viñas o almendros, para después tener que importarlo de Turquía? ¿Nos hemos vuelto locos? ¿Es que realmente nos creemos que podemos vivir de la producción del “Tercer Mundo”?¿A cambio de qué?

Es el momento de creer en iniciativas que incluyan a los “agentes sociales” (palabro que no paro de oír por ahí, muchas veces mal utilizado) interesados en salvar su situación y la del resto de personas, pero excluyendo a parásitos y gentuza que pretende vivir del aire, o a costa de los demás.

Debemos hacer frente a una situación de “desproducción”. Producir y generar empleo y servicios con ello es posible. Sólo hace falta pensarlo un poco, tener ganas de hacerlo, y sobretodo generar desempleo de verdad en gobiernos y administraciones, causantes de las grandes deficiencias y sacos rotos que se producen en la mayoría de los países.

Anuncios

2 comentarios en “Medidas posibles para generar empleo de verdad

  1. Estoy parcialmente de acuerdo con tu análisis, pero las soluciones no se deben centrar en reformas agroalimentarias: el sector primario en España representa un 3,5% del PIB y además genera excedentes. Mejoras logística e incorporación de tecnologías de información y gestión para todopara la industria (de tamaño reducido) serían la prioridad a mi juicio.

  2. Hablo de reformas y mejoras en base a algo de verdad, no en base a burbujas (inmobiliarias), o en base a importaciones manufacturadas y servicios. Si no hay producción de nada, tan solo de deuda, o de compra venta, creo que la cosa no se puede sostener por ningún sitio. Lo estamos viendo.
    Gracias por tu aportación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s