La punta del iceberg

http://www.taringa.net/posts/imagenes/1801426/Construcci%C3%B3n-del-Crucero--Oasis-del-Mar.html

Hace días, muchos días que leo aquí y allá, en noticias, en blogs, en comentarios, que la cosa está mal, que la crisis tiene una magnitud que ni se conoce todavía, que Europa está mal, que España está peor. Pero eso no me llama la atención, hace años que pienso que el mundo “económico” en el que vivimos no tiene sentido, que vivíamos en una absurda burbuja que tarde o temprano terminaría estallando, y evidentemente ha estallado, no porque yo sea adivina, sino porque hay cosas que son de sentido común universal (y no el sentido común de siempre, al que muchas veces recurrimos y que tantas veces me ha defraudado por su inexistencia).

Lo que más me llama la atención es esa sensación de inquietud, de malestar y angustia que se puede palpar en muchos comentarios de gente como tú y como yo, interesados por el día a día y por el devenir de las cosas. Esa sensación de, qué puedo hacer yo frente a esto, cuando hay gente con muchísima preparación dando soluciones reales, y medidas posibles a la solución del problema que nos afecta a todos, y a los que no se hace caso, ya que los que toman las medidas y plantean soluciones son seres mediocres, engreídos y corruptos, que viven en su mundo, y a los que parece que lo único que les importe sea su bolsillo y salvar su culo.

Ya no creemos en las movilizaciones. A la última manifestación a la que asistí fue en 2004 en contra de la invasión de Irak, y pudimos ver cómo el señor Aznar se lo pasaba todo por allí. Tuvieron que aparecer 4 tarados y organizar una masacre para que la población en masa reaccionase. Y ¿para qué? Para cambiar el color del partido que gobierna, pero no los métodos… Vaaaale, igual un poco, no es comparable. Pero ¿y ahora? ¿Vale la pena salir a la calle?

Yo tampoco creo en las movilizaciones, han conseguido arruinar nuestra conciencia de grupo, quizás deberíamos imitar un poco más a nuestros vecinos franceses, aunque aquí parecemos estar hechos de otra pasta.

Me duele pensar que cuando la gente empiece a salir a la calle de verdad, la historia ya no tenga remedio, pues sea para robar, emprenderla a golpes con el inmigrante tan pringado como nosotros pero al cual “echarle la culpa por jodernos el trabajo”, para prostituirse, para mendigar…

Si algo he aprendido a lo largo de mi vida es que aunque la unión hace la fuerza, algo nos impide unirnos, y cada cual ha de intentar buscarse la vida como mejor pueda.

La punta del iceberg es lo único que vemos ahora ¿viviremos el hundimiento del Titanic en nuestras carnes?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s